Follow by Email

miércoles, 22 de octubre de 2014

Tempus fugit, sicut nubes, quasi naves, velut ombra




"Son las nueve de la mañana, Justo la hora de empezar las clases, Pues no tendrías más que susurrarle al Tiempo tu deseo 

y el Tiempo en un abrir y cerrar de ojos haría girar las agujas de tu reloj.

 ¡La una y media! ¡Hora de comer!"

Del capítulo VII del Libro.

Tempus fugit, sicut nubes, quasi naves, velut ombra




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros viajeros y acompañantes comentan: