Follow by Email

viernes, 9 de diciembre de 2016

Reflexiones de una paseante navideña con su mamá

Te interesa más la ropa que la navidad, le digo a mamá, que se está parando en un escaparate otra vez. Da igual si la ropa es para nosotras, ya tenemos mucha ropa. Yo solo quiero mirar las luces, llegar al mercat de Santa Llúcia, ver las figuras de la navidad. Pero luego llegamos y hay demasiada gente, tenemos que meternos como podemos, venimos demasiado tarde, te has distraído con el teléfono, le digo a mamá, aunque luego me arrepiento porque sé que no es su culpa. Hasta la señora de una parada me dice que ha habido mucha gente hoy a lo largo de todo el día. Luego de vuelta al pisito vamos mirando todas las tiendas y restaurantes y papá y mamá me explican las cosas que han cambiado y las que no últimamente. Mamá se apena porque han cerrado un restaurante que para ella era especial. No pasa nada, le digo, solo era un restaurante, no era tan especial, solo un poco especial. Lo muy especial son sitios para ir los papás con sus niños. Y creo que he conseguido animarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros viajeros y acompañantes comentan: