Follow by Email

jueves, 6 de febrero de 2014

Figuras retóricas (i)

Paradoja. Del latín paradoxum y este del griego, paradoxon: para, junto a y doxon, opinión, buen juicio, es decir, enunciado sorprendente y que infringe las normas de la lógica; contradicción insalvable. En el caso de los bebés, dícese de aquel estado de cansancio tan monumental que comporta, precisamente, apartarse del sueño sensato y sucumbir a una exaltación temporal de los sentidos, y una perturbación de las emociones, ansiosas por dar y recibir amor junto a sus papás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros viajeros y acompañantes comentan: