Follow by Email

lunes, 24 de diciembre de 2018

Navidad

Para salir a casa a dar el paseo de navidad, hace falta mucha paciencia. Esperar a que Emma se bañe, elija su ropa y vaya descartando todo lo que no le gusta, lo que le molesta, que acepte ponerse el abrigo, los zapatos. Pero todo valdrá la pena porque al salir pasearé de la mano de mi mamá y miraré todas las luces, leeré todos los carteles. Cuando volvamos a casa Emma estará ya por fin tranquila y además empezará la magia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros viajeros