Follow by Email

viernes, 9 de septiembre de 2016

Ser o no ser un bebé

Estoy en plena crisis existencial, no me lo tengáis en cuenta si hago cosas raras.

La primera crisis fue el día que me di cuenta de que ya no me entraban mis zapatillas de vaca. Yo quería tener siempre dos años y poder llevar estas zapatillas, le dije a mamá.
La segunda crisis fue el día en que quise dejar el biberón para siempre. Me dije, para qué, ya no me hace falta, si bebo en vaso, se los puede quedar Emma. Pero el pensamiento de no volverlo a usar nunca más me puso tan triste... que me fundí en llanto y pedí usarlo una vez más, Sam.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros viajeros y acompañantes comentan: