Follow by Email

martes, 27 de octubre de 2015

Mimosismos (1)

Lo bueno de estar malita es que puedo quedarme todo el día en el lugar del mundo que más me gusta: mi casa. Y que tengo a mi disposición todos los abrazos que existen.
Dice mamá que cuando me abraza fuerte y me mima y siente mi respiración y mi olor cerca del suyo siente como si todavía fuéramos una misma persona, y miráramos y sintiéramos lo mismo. O como si toda la vida fuera a ser el bebé que una vez fui y del que no me quiero despedir del todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros viajeros y acompañantes comentan: