Follow by Email

jueves, 20 de agosto de 2015

Yo si hablo, hablo de verdad

Hombre. Ya entiendo que a veces la gente está cansada y entonces hace frases menos largas y tiene menos ocurrencias y agilidad de respuesta. Pero hay que mantener las formas y currárselo un mínimo para mantener un diálogo con algo de chispa en la vida.
Por eso ayer a mamá, cuando la vi que empezaba a flojear su vitalidad y a todas mis ingeniosas observaciones sobre la realidad circundante me contestaba con mono o bisílabos, de la suerte: " claro" "sí" "vale", tuve que advertírselo, por si no era consciente de su inminente decadencia:

- ¡MAMÁ! ¡Habla de verdad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros viajeros y acompañantes comentan: