Follow by Email

lunes, 8 de diciembre de 2014

¡Un museo! O variaciones sobre mamás y bebés

He descubierto muchas cosas en el museo grande de Girona.
Primero, que los seres humanos son poco originales, porque en unos cuantos cientos de siglos de historia y siempre sale lo mismo en las esculturas y cuadros, un bebé y su mamá. Aunque a veces la mamá es muy fea y parece un señor enfadado. En otras sonríe y lleva ropas de flores doradas. Y el bebé es muy pequeñito o más grandote y con brazos de tocinillo. Se llama Jesús, según mi mamá.  Yo no sé muy bien quién es pero al parecer él sí sabe quién soy yo, porque hacia unos gestos muy divertidos con dos dedos de su manita. Creo que quiere decir: '¡hola, Alicia !'

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros viajeros y acompañantes comentan: