Follow by Email

jueves, 23 de enero de 2014

Bebé-shui

La que me alimenta se cree que los bebés practicamos el feng-shui. Y desde el momento en que nací, hasta diría que antes, le ha preocupado la armonía de los espacios, horrorizada sólo de pensar que el espectáculo del caos pudiera inquietarme. Pero los bebés practicamos el bebé-shui: mirar, mirar y tocar y cuantas más formas y variadas mejor. A más caos, más alegría. Y mejor si los papás nos acompañan en la fiesta de mirar y revolver y juntar, y volver a expander. Eso sí, tiene que hacerse sin remordimiento alguno. Lo de ordenar y armonizar... Dejémoslo para gente desocupada o para días señalados... Tal vez la pobre, después de un año y pico, empieza por fin a entenderlo.

1 comentario:

  1. "A más caos, más alegría." ¡Qué sabia eres tú, también, Aisha! Como tu madre...

    ResponderEliminar

Otros viajeros y acompañantes comentan: