Follow by Email

domingo, 13 de octubre de 2013

Pero no me des un dulce como a un niño, estoy hablando de respeto...

Pensaba yo ayer entre el chupito de los postres y la siesta que, al igual que los adultos, y tengan una habitación propia o no, todo bebé necesita un espacio propio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros viajeros y acompañantes comentan: