Follow by Email

martes, 4 de junio de 2013

Dios hizo el mar (y el maresme) y el hombre la ciudad.

Yo me quedo en el tren, de camino.

3 comentarios:

Otros viajeros y acompañantes comentan: