Follow by Email

miércoles, 20 de febrero de 2013


Mis cerca de 90 días de existencia,

la experiencia y sabiduría que conllevan,

me permiten reflexionar sobre lo importantes que son las pequeñas alegrías.

Ratos cotidianos como mirar un espejo, dormirse en brazos conocidos, pasear, ir en tren, imaginar pechos, bañarse en el océano, hacer ejercicios de risoterapia, cantar por soleás o mirar y mirar.



4 comentarios:

  1. Pero tan pequeña y tan sabia, esta niña...
    ¡Abrazos internáuticos para ti!
    Por cierto que me tiene intrigada eso de los baños en el océano... ¿O crees que el océano empieza y acaba en el baño de tus papás?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del baño de mis papás es solo un mar, querida Chavela

      Eliminar
  2. cuánta sabiduría en tarro tan pequeño, ya lo dicen, alicia, eres la buena confitura.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Sr, Carso. es la universidad de la calle...

    ResponderEliminar

Otros viajeros y acompañantes comentan: